Nuestra experiencia en Madrid nos enseñó que con esfuerzo y trabajo podíamos sacar hacia delante MyWay. No conocimos a ningún inversor ni obtuvimos ningún tipo de financiación, pero lo que trajimos de vuelta tenía mucho más valor que esas cosas. Volvimos con aun más expe

Bilbao no estaba tan mal, no era tan cosmopolita como Shanghai pero al menos estábamos todos juntos. Para ser sinceras, el proyecto se estancó a principios de año, no sabíamos cómo continuar y estábamos un poco perdidas. Seguíamos en contacto con los proveedores de calzado