Shooting Starts

Imagíneate: tres chicas, un sueño y una gran ciudad que cree en él. Aquí nos dimos cuenta de lo posible que era nuestra idea y de que Shanghai iba a ser el lugar donde nacería nuestro proyecto. China nos dio alas y comenzamos a volar sin miedo a través del gigante asiático. Además, aquí comienza nuestro viaje, que se mantiene como una montaña rusa desde entonces. Hoy venimos a hablar de Selena, nuestra WeChat Angel que nos ayudó a dar los primeros pasos, hemos reunido tantas anécdotas que hasta podemos escribir una historia donde ella es la protagonista. Esta mujer de negocios de Chinase estaba realmente interesada en nuestra idea, trabajaba para una empresa de desarrollo de nuevos productos en las afueras de Shanghai. Gracias a ella desarrollamos los primeros mecanismos y nuestro diseño básico. Sin embargo, se fue tan rápido como llegó, como una estrella fugaz. El precio que estaba pidiendo por desarrollar el primer prototipo era increíblemente alto y, seamos honestos, los estudiantes universitarios no es que tengamos unos ingresos muy altos. Entonces, no muy contento de haber rechazado la oferta. No obtuvimos lo que queríamos, pero decimos algo más valioso, aprendiendo de la experiencia. Estábamos listos para Bar Rouge.

3 Comments

  • Inga Krylova

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut tristique et egestas quis ipsum.

    • Weress Berta

      Ut tristique et egestas quis ipsum suspendisse ultrices. Ipsum consequat nisl vel pretium. Hac habitasse platea dictumst vestibulum rhoncus est.

  • Alvaro Baresi

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua dolore magna aliqua.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *